Creatividad militar al cuadrado (III): La bomba murciélago

Bat-Bombs-e1286771280561

En Febrero de 2011, salieron a la luz miles de documentos secretos militares desclasificados, entre ellos, uno muy curioso llamado Proyecto X-Ray.

El 7 diciembre de 1941, el Dr. Lytle S. Adams, un dentista de Pennsylvania, aficionado a la espeleología  se encontraba de vacaciones visitando las Cavernas de Carlsbad, una de las cuevas más famosas para los aficionados y el hogar de casi un millón de murciélagos.

Miestras Adams quedaba impresionado con la visión de millones de murciélagos y su comportamiento en sociedad, en la otra punta del mundo, los japoneses atacaban y arrasaraban la base norteamericana de Pearl Harbor, obligando a EEUU a entrar de lleno en la II Guerra Mundial.
Nada más conocer la noticia Adams comenzó a pensar en una inusual venganza contra los ahora enemigos Japoneses.

Un mes después, del ataque nipón, el 12 de enero de 1942, y gracias a su amistad personal con Eleonor Rooselvet, pudo poner en conocimiento de la Casa Blanca su plan: Podremos demoler decenas de ciudades japonesas atando pequeñas bombas incendiarias a los murciélagos, estos, según explicó el Dr. Adams pueden soportar cargas que triplican su propio peso y así millones de ellos llevarían la destrucción a los todos los rincones y ciudades de Japón.
La idea consistía en meter miles de murcialagos con cargas incendiarias en proyectiles huecos, estos serían lanzados desde los aviones y los proyectiles se abrirían antes de estrellarse contra el suelo dejando libres a miles de murciélagos con cargas explosivas.
“Piense en miles de pequeños incendios simultáneos quemando un área total de 50 kilómetros””podríamos devastar Japón, con una mínima perdida de vidas humanas”. bat----

Su propuesta extraña y visionaria a primera vista, fue aceptada por el Comité de investigación de Defensa Nacional.

Los consejeros del Presidente Rooselvet le recomendaron seguir adelante con el proyecto de los murciélagos bomba.

Adams tomó un grupo de murciélagos de Nuevo Mexico y viajó con los animalitos a Washington para realizar una demostración de bombardeo con ellos, solo que con cargas explosivas vacías.
Todos los asistentes a la demostración quedaron impresionados y en consecuencia la Fuerza Aerea norteamericana dío “luz verde” al programa.
En marzo de 1943 se inició una investigación militar con el nombre de “Pruebas y Métodos de dispersión de incendios”.
El objetivo del programa era determinar la eficacia del uso de murcialagos porta bombas contra objetivos militares enemigos.
Todo el proyecto paso a ser secreto y se conoció como Proyecto X-Ray.

Proyecto X-RAY

El ejército de EEUU capturó con redes miles de murciélagos de cuevas en todo el suroeste del pais, que es donde habita el tipo de murciélago por el que Adams se interesó.
Se diseñaron pequeñas bombas incendiarias de 25 gramos que era el peso que podía transportar cada murciélago.

Los investigadores tenían que encontrar la manera de transportar y desplegar a los miles de pequeños quirópteros.
Los animales se colocaban y mantenían en bandejas con hielo ya que debían mantenerse en hibernación mientras se pertrechaba con las cargas explosivas y se transportaban hata las cajas bomba.
Ahora solo les quedaba encontrar la manera de ponerlos en libertad  en el aire junto a los objetivos enemigos.
La bomba contenedora de murciélagos era un envase de cartón, que se debía abrir automáticamente y liberar a los murciélagos. Fué un esfuerzo notable para los ingenieros de la época que tras muchos esfuerzos al fin consiguieron fabricar el contenedor bomba.

Desafortunadamente, las pruebas reales con cargas explosivas de combate no salieron según lo planeado.

Durante una de las pruebas, algunos de los murciélagos cargados con bombas incendiarías fueron liberados accidentalmente, y ocurrió el desastre, un hangar y el coche oficial del general quedaron destruidos tras arder como consecuencia de un ataque amigo accidental (como se puede ver en la foto de abajo).

El ejército aparcó el proyecto tras el accidente, y fue la Infantería de Marina, en Diciembre de 1943, la que se hizo cargo del programa secreto.
Pero dos meses después el proyecto fue definitivamente cancelado a consecuencia de las 30 manifestaciones en contra de la experimentación con murcielagos y una factura de 2 millones de dólares de la época.

Adams finalmente siguió proponiendo ideas estravagantes al ejército pero todas fueron desestimadas.
No solo fué cancelado  el programa X-RAy, la mayoría de proyectos militares sufrieron el mismo destino y los EE.UU. dedicaron todos los recursos de investigación militar en el desarrollo de un arma mucho más poderosa y terrible: la bomba atómica.
Como dato curioso, al finalizar la guerra el Dr Lytle S. Adams, ideo un nuevo proyecto y esta vez si consiguió que algunas empresas se interesasen por el “una máquina expendedora de pollo frito”.

 

Vía La Magia De Los Ovnis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s