Yang Kyoungjong, el hombre que lucho en tres ejércitos

kisah-kyoungjong-bertempur-untuk-3-negara-di-perang-dunia-ii

No sería digno de mención que un hombre luchara durante una guerra sin querer hacerlo, reclutado a la fuerza. De hecho, durante siglos se han formado así ejércitos enteros, a la fuerza. Lo que sí parece un poco más sorprendente es que un hombre se haya visto en esa tesitura durante tres veces con tres ejércitos distintos y, además, enemigos entre sí.

Yang Kyoungjong fue el sufridor de tal situación. Coreano nacido en 1920, fue reclutado a la fuerza cuando tenía 18 años para formar parte del ejército imperial japonés. Así comenzó su aventura, luchando contra la Unión Soviética, con tan mala suerte que fue capturado por el ejército rojo y llevado a un campo de trabajo. Hasta aquí su historia es casi habitual, pero unos años más tarde, en 1942, de nuevo fue llevado al frente contra su voluntad, o al menos, de manera obligatoria.

El frente oriental, en la Segunda Guerra Mundial, consumía los recursos y los hombres soviéticos a un ritmo endiablado y por ellos los rusos se vieron obligados a llevar a sus filas a prisioneros de sus campos de trabajo para luchar contra la Alemania nazi. Como supondrán, entre los obligados a luchar estaba nuestro protagonista, que de este modo ya tenía en su hoja de servicios dos ejércitos, enemigos entre sí.

En 1943 la historia de su vida se repitió. Cayó prisionero de los alemanes en Ucrania y estos lo obligaron a luchar en su bando. Era el tercer país y ejército por el que se jugaba la vida Kyoungjong. Fue enviado a la Francia ocupada y allí, un coreano, luchando por la Alemania nazi, en Francia, fue capturado por los paracaidistas estadounidenses en junio de 1944, después del desembarco de Normandía.

Los norteamericanos lo tomaron por un soldado japonés que por alguna razón formaba parte del ejército alemán, ya que Alemania y Japón eran aliados. Fue enviado como prisionero a Inglaterra y posteriormente fue trasladado a un campo de prisioneros en Estados Unidos, donde residió tras su liberación hasta su muerte, en 1992.

No sabemos cuántos hombres hay que puedan decir que en unos pocos años lucharon por tres países distintos, enemigos entre ellos, y en varios frentes casi de un extremo al otro del mundo. Kyoungjong podía.

Vía Curistoria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s